Gira Patagónica mayo-junio 2011

Juan Sasiaín, actor itinerante y director de cine realiza una gira patagónica con su unipersonal “Beto, el suertudo”.
Del 20 de mayo al 5 de junio en Cipolletti, Roca, Villa Regina, Río Colorado, Trelew, Comodoro Rivadavia, El Bolsón y Bariloche.

viernes 20 de mayo. Cipolletti, Centro Cultural de Cipolletti.
sábado 21 de mayo. Roca, Casa de la Cultura.
domingo 22 de mayo. Villa Regina, La Hormiga Circular.
viernes 27 de mayo. Río Colorado, Quetrén Quetrén.
sábado 28 de mayo. Trelew, Sala Metateatro.
domingo 29 de mayo. Comodoro Rivadavia, Centroteatro.
viernes 3 de junio. El Bolsón, Sala Eguer Puerto.
sábado 4 de junio. Bariloche, El Brote.

sinopsis

BETO ingresa una mañana al laberinto donde se reúnen todas sus pesadillas: la puerta de una antigüa iglesia. Según prescripción médica de su psicólogo y decidido a dar fin a sus tormentos... espera.  Espera en soledad al cuerpo ausente que nunca llega. Los personajes que habitan su mundo y sus sueños se hacen presentes sólo para confundir aún más su mente enfrascada.

"Una gran actuación" por Guillermo Lopez

“El actor y dramaturgo del unipersonal, Juan Sasiaín, demuestra un gran potencial.”
Beto el suertudo, un unipersonal con la dirección de Enrique Federman, nos ofrece la historia de un hombre que se autodefine (irónicamente) como “un tipo de mucho olfato y de mucha suerte con las mujeres”. De esta forma, espera solitario en la puerta de una iglesia a su prometida para casarse. Sin embargo, su futura esposa nunca llegará. Durante 50 minutos, Alberto ‘Beto’ Mascardi, realiza un viaje mental y repasa todos los acontecimientos previos a su casamiento. Las aventuras con sus amantes (celosas por su matrimonio), las sesiones con su psicólogo y sus recuerdos de la infancia forman parte de ese ‘revival’.  Los celos de una de sus amantes, una gallega vendedora de frascos, serán claves (y mortales). Ella secuestra a Pamela, la novia de Beto, y la asesina fríamente frente a los ojos del protagonista (en su faceta de detective).  La puesta en escena de la obra toma un papel fundamental. Con su simpleza, y a su vez dinamismo, deja como único foco de atención la historia de Beto. Las luces y la música, parecen ir de la mano con los acontecimientos por los que atraviesa el personaje. La obra, que en principio parece ser solo cómica, tiene sus momentos de reflexión interna, donde quizás uno se puede ver reflejado en el relato.
El actor y dramaturgo del unipersonal, Juan Sasiaín, demuestra un gran potencial. Interpreta de manera más que convincente a todos los personajes que viven en la mente del protagonista. Beto el suertudo presenta su segunda puesta en escena luego de estrenarse como Work in Progress en el Festival Verano Porteño realizado en la Ciudad Cultural Konex entre febrero y marzo del 2004.
Esta obra ofrece una gran actuación de Juan Sasiaín y una divertida y conmovedora historia, además de su precisa puesta en escena. Si querés salir un poco de la rutina de las obras con poca creatividad y pobreza en su argumento, dale una oportunidad a Beto. ¡Apurate! ¡antes que la vea todo el mundo y no tengas con qué hacerte el original!.
Revista la bitácora

"¡Qué suerte la de Beto!" por Luis Alberto Rosas

“Un actor entregando la vida en el escenario, sin aderezos, más que una buena historia inteligentemente contada.”

Avanzando en la semana, el tercer día le correspondía el turno al segundo grupo que desde la Argentina vino a engalanar este I Festival Internacional de Monólogos. Se trató de Juan Sasiain con su unipersonal Beto el suertudo, un jocoso trabajo en tono de humor negro que recuerda a los policiales del cine norteamericano de los años cuarenta. Beto debe resolver el misterio del secuestro de su novia, con quien se casaría, según él, ese mismo día. Un singular personaje, tímido, ansioso, hiperkinético, nos conduce con gran histrionismo a su mundo de complicaciones, amantes, lugares, costumbres y anhelos. De nuevo un espacio vacío y un actor entregando la vida en el escenario, sin aderezos, más que una buena historia inteligentemente contada. Apelando a la ironía dramática, logra en ganchar al espectador y engañarlo al descubrir que todo forma parte de su complicada psiquis que analiza un psiquiatra “cara de maleta” y que esos personajes están en sus recurrentes y atormentadoras pesadillas. La correcta dirección de Enrique Federman, dan muestra que en Argentina las nuevas generaciones de teatreros profesionales sacan la cara por el teatro sureño y logran dejar en alto las tablas del sur del continente. Un dúo de artistas seguros de su trabajo y conscientes de su condición de profesionales del teatro no podía ofrecer otro resultado que la fascinación de la magia teatral. Otro gran acierto de la selección de grupos en este evento que para el día miércoles ya tomaba cariz de verdadera fiesta teatral.
1er Festival Internacional de Monólogos, Caracas, Venezuela.

trailer

video